Noticias

Cajas de transporte para gatos en viajes o visitas al veterinario

Los que tengan uno o más mininos comprenderán que los gatos son muy territoriales y se ponen muy nerviosos en entornos que no conocen y, por lo tanto, cuando nos vemos en la obligación de trasladarlos en cajas de transporte, no se sienten lo cómodos que nos gustaría.

El trayecto o viaje puede ser muy estresante para ellos y hemos de procurar que se sientan seguros y confiados y conseguir que el traslado se convierta en una experiencia agradable para ambas partes.

Hay dos tipos de gatos, los que nunca salen de la casa, conocidos como gatos indoor o los que entran y salen al patio o alrededores y se conocen como gatos activos. En ambos casos, al no hablar de gatos de la calle, estos gatos se consideran caseros y nunca se alejan demasiado ya que saben que tienen alimento y refugio asegurado por parte de sus dueños.

Como ya hemos comentado, los gatos son muy susceptibles a los cambios y se estresan con facilidad, por lo tanto, cuando los vayamos a llevar al veterinario o sea necesario hacer algún viaje con ellos, no debemos llevarlos en nuestros brazos o en espacios improvisados como cajas de cartón, bolsos o nuestra propia chaqueta.

Teniendo en cuenta que su nerviosismo puede derivar en una actitud violenta, lo más conveniente es utilizar cajas de transporte para gatos y evitar así situaciones complicadas para ambos.

Lo primero que tenemos que hacer es presentarle la caja para que se vaya familiarizando con ella. Para ello dejaremos la puerta abierta y le invitaremos a que entre y salga a su antojo.

Podemos colocar dentro su juguete favorito, su mantita o algún premio o alimento que le invite a explorar el interior.

El día del traslado, le hablaremos con cariño y le invitaremos a entrar en la caja, que ya debe reconocer como refugio propio, y cerraremos la puerta con sigilo. Es importante evitar movimientos bruscos al moverla y mantener la comunicación verbal.

También se recomienda no dar de comer al gato algunas horas antes de salir de viaje y así evitar posibles vómitos o mareos.